Un día tranquilo el de hoy, básicamente me he pasado buena parte del día en tren, cambiando de isla.

De todas formas, ya he cambiado de isla, estoy en Kyushu! Si todo sale según lo planeado debería encontrar varios sitios interesantes por aquí 😉

Hoy de todas formas, poca visita he hecho. Básicamente he llegado al hostal y he dado una vuelta por los alrededores (me he acercado al centro). Parece que aquí lo habitual es convertir las calles en una especie de centro comercial.

De camino por eso, había un rio que no estaba nada mal. Lleno de puentecillos, un paseo tranquilo. Me he dado cuenta por eso que aquí a cualquier cosa lo llaman monumento (o punto de interés). Por ejemplo, hay un puento marcado en el mapa como “Espectacle Bridge” (El puente de los binòculos) Pues bien, uno se espera algo diferente … pues lo único que encuentra es que se trata de un puente con dos arcadas en vez de una como el resto 😛

Después de ir al centro he ido a cenar, para no perder la costumbre … cena de reyes, Tonkatsu (una especie de escalopa de cerdo, con una salsilla y tal …) Recomendación del hostal, la verdad es que estaba muy bueno.

Y después de eso … había que bajar la cena, así que no se me ocurre otra cosa que subir a una montaña que hay desde donde se puede ver toda la bahía de Nagasaki de noche (segun la japan-guide.com, una de las 3 vistas más bonitas de Japón). Inicialmente no sabía donde iba a llegar, porque después de preguntar un hombre me ha encarrilado por un cementerio sin iluminación y bastante caótico, así que pensava que no llegaria a ningún sitio.

Menos mal que al llegar a la cima, la vista valía la pena (aunque las fotos no lo demuestren)

Y como no podía ser de otra forma … algo me tenía que pasar. Al intentar salir del cementerio … no encontraba la salida. Han sido más de 20minutos subiendo escaleras sin parar  para llegar a la cima y otros tantos minutos para  bajar (podrían tenerlo indicado no?). Perdido en un cementerio como los que salen en las películas de terror japonesas, toda una experiencia 😛

Mañana toca recorrido por Nagasaki para visitarlo como Dios manda por la mañana y por la noche … me acercaré a un barrio de geishas aunque creo que no queda ninguna por aquí así que …. simplemente para ver como es el ambiente que hay hoy en día.

El día ha comenzado tranquilo. He salido del hostal en Osaka a las 9:30 más o menos, hacía un sol increible y mucha calor (ya me podía haber hecho ese día ayer, que me hubiera incluso bañado en la playa en Amanohashidate!) En fin es lo que hay.

El viaje a Kyoto no se ha hecho muy pesado, sobre todo porque en el tren hay aire acondicionado, ahora bien … una vez sales de la estación ….

Creo que es un calor casi indescriptible lo que ha hecho. Tengo que decir que la camiseta que me compré en UNIQLO en Osaka funciona bastante bien (es de esas molonas de tejido nuevo transpirable y desodorante, bla, bla, bla! lo increible es que funciona!).

Llegado al hotel, le pregunto a la señora de recepción que platos típicos hay en Kyoto (creo que me estoy dedicando a mi mismo una ruta también gastronómica!) Me envia a un restarurante (y de paso me da un vale de descuento).

Como veis me he puesto como el quico por tan solo 10€ al cambio, no llega si tenemos en cuenta el descuento 😛

Después de comer, he aprovechado toda la tarde para visitar algún templo que no havía visto la primera vez.

Pero teniendo en cuenta la proximidad del hotel también he revisitado un par de templos que me gustaron la primera vez que estuve en Kyoto (sobretodo por los jardines que tenian)

Y me he quedado alucinado cuando me he dado cuenta de que aquí todo está cuidado al detalle! Incluso los “jardínes acuáticos” como vereis en la foto estan recogiendo las plantas de Loto que se separan de la estructura!

Después de la visita a los templos era hora de volver al hotel donde había quedado de nuevo con Jose-san y Reina-san. Esta vez para ir a cenar a un restaurante pequeñito que conocia Reina-san en los alrededores de la Universidad donde estudiaba (Jambo, se llamaba el restaurante). El sitio ha estado genial! Unas raciones de elefante a precio de hormiguita! Hemos cenado los 3 por …. 9,70€ sí, sí como lo oís, 9,70€ y os aseguro que hemos acabado llenitos!

Despúes de eso hemos acabado en Raku Raku Kitchen, un bar que havía muy cerca, con un camarero bastante peculiar, el señor Akira. Nos hemos tomado unas copichuelas y lo hemos pasada muy bien! El bar por lo visto normalmente esta lleno, pero hoy estabamos solos. Ha sido divertido igual 😛

Ahora a descansar al hotel y mañana viajecillo largo, unas 5 horillas en tren hasta Nagasaki, salto de isla y por fin entro en Kyushu!

A ver que me espera allí 😉

Bien, definitivamente, estoy destinado a ver las peores caras de Japón. Por suerte esta vez no me ha pasado a mí 😛

Esta mañana me he levantado bastante temprano porque quería hacer la excursioncilla con cierta calma. Bien, esta mañana el último de los australianos que conocí el otro día se iba de camino a Tokyo, así que ayer quedamos en que cogeríamos el mismo tren (bàsicamente yo tenía que hacer el mismo camino pero hasta Kyoto). Pues eso, que nos levantamos prontito para ir ha hacer un café antes de ponernos en marcha, y Shane se da cuenta que no le queda suficiente dinero para pasar el resto de días por Japón. Así que decide ir a un cajero a sacar dinero.La verdad es que no entiendo muy bien que hace la gente con su vida, el tío se ve que había metido del orden de unos 4000€ en una tarjeta que equivaldría a lo que son los “cheque viaje”. Es una tarjeta pregapago que cargar antes de ir de viaje y que se supone es internacional y bla, bla, bla. Pues resulta que el tio ha puesto 3 veces mal el PIN de la tarjeta y se le ha bloqueado (pero por el amor de Dios! como se te ocurre poner mal el PIN! Cierto es que el cajero no ha informado en ningún momento de eso, simplemente decia que la operación no se podía realizar. Total que con la tontería el tío al ver que se le habían bloquedo uns 4000€ (al cambio) se ha puesto de los nervios.

Me he ofrecido ha esperarme con él hasta que abrieran los bancos para poder informarse de lo que había pasado en realidad. Todo un espectáculo intentar solucionar algo desde los bancos de aquí, los trabajadores te envian al cajero como si este te fuera a solucionar todo. En fin, que cuando hemos averiguado que había pasado, me he despedido de él y me he puesto en marcha para empezar la excursión.

Aixxx es que soy como el caballo de Atila (por donde paso la lío o se lía).

Amanohasidate (que quiere decir algo así como “Puente hacia el cielo”). Un sitio muy bonito (como mínimo cuando está soleado). Tiene una especie de lengua de tierra que separa una pequeña bahía, creando una especie de playas y un paseo central que separa el pueblo de una montañita con varios templos.

El camino empieza en Kyoto (desde donde sale el tren a Amanohashidate)

Después de 2 hora y pico de camino (más el tiempo que se tarda de Osaka a Kyoto) llegas al pueblo y te encuentras que es un pequeño pueblo rodeado de montaña. Vistas bastante naturales y chulas.

Lástima que se ha pasado el día lloviendo. Esta vez me ha parecido que estaba haciendo el Camino de Santiago (todo sólo, en medio de un camino en una arboleda, con playas a ambos lados ….) De hecho, creo que en toda la excursión me he cruzado con tan sólo 3 o 4 personas! increible, parecía que todo era para mí.

Lo bonito de Amanohashidate, a parte del paseo y los templos (como todos los que se pueden ver por Japón) es supuestamente un banco desde el que puedes subir, mirar hacia atras por debajo de tus pierna y ves una imagen de la lengua de tierra (el paseo de la arboleda) como si fuera un puente hacia cielo (horizonte). El problema es que con el día de hoy no se veía nada y sin gente por allí tampoco he visto la manera de hacer una foto decente así que me he vuelto sin foto obligatoria, y simplemente tengo alguna de los templos

La vuelta ha sido temprano, el último tren salía a las 18:46 y no quería apurar mucho para no perderlo así que he cogido el de las 17:48 (no había término medio). Antes de ir al hostal he ido a cenar un Okonomiyaki (especialidad de Osaka), estaba espectacular!!! (Cuando vuelva a Barcelona voy a perfecionar la técnica y me voy a dedicar ha hacer cada 2 por tres, está buenísimo!)

Mañana por tierras de Kyoto antes de dar el salto a Kyushu!

La noche del segundo día ha pasado factura. No especialmente por su nivel etílico (aunque fueran 4 o 5 gintonics os puedo asegurar que nada que ver con los de casa! Las medidas de gin eran realmente irrisorias, es como si me hubiera tomado 1,5 o 2)

El problema apararece cuando uno de tus compañeros de habitación … no es que ronque, sino que creo que es el causante de los terremotos! Nunca he visto a nadie roncar así!!!! De modo que habré dormido un par de horas como mucho.

De todas maneras había quedado a las 9:15 con Reina-san y Jose-san en Dotombori, así que allí me he plantado.

Después que Reina-san y Jose-san se fueran respectivamente a trabajar y a la escuela de idiomas, me he quedado dando una vuelta por Shinsaibashisuji (o algo por el estilo) Básicamente una calle llena de tiendas, para hacer tiempo antes de ir a comer con Jose-san.

Hemos comido un delicioso tonkatsu (que básicamente es cerdo empanado), pero esta vez hemos tenido que hacer ciertas preparaciones, moler el sesamo nosotros mismos, añadir la salsa … La verdad es que estaba buenísimo.

Después de eso paseo por Den-den town (el barrio de la tecnología) He conseguido finalmente el adaptador para el avión de los auriculares (por fin podré viajar por el mundo con mis propios auriculares y no la bsura que te dan en los aviones!). También he comprado un par de libros para estudiar japonés y los 3 primeros tomos de Dragon Ball en japonés (sí, en los que Goku era un niño que tocaba a Bulma para saber si era hombre o mujer) (y solo me han costado 80 céntimos cada uno).

Después del paseo de la tarde, pasamos a buscar a Reina-san por el trabajo y nos vamos al barrio coreano.

Nos hemos puesto como el quico comiendo una barbacoa al estilo coreano! Era un poco cara pero ha merecido la pena, estaba buenísima!

Como veis un día tranquilito …. bien, quizás el día sí, peró no la tarde/noche!

Cuando he ido a pagar la  barbacoa … ingrata sorpresa! No puede ser! He perdido la cartera! Vale tranquilo Albert, tienes el pasaporte y el dinero metido en otro sitio, sólo has perdido 8000 yens, 30€ y todos los carnets que tienes así como las tarjetas de crédito! Bien me lo tomo con humor, que voy ha hacer llorar? No puede ser, estoy de vacaciones, uno no puede perder tiempo lamentándose en vacaciones! Que hacemos? Alguna idea? …

Nos acercamos a la estación de metro a ver si han visto la cartera y la han dejado en objetos perdidos, pero la búsqueda es infructuosa! Entonces recuerdo un manga donde salia un policía de barrio que resolvia los problemas, estaba en una Koban (pequeña estación/barraca de policía de barrio, la gente va allí cuando necesita ayuda o pierde alguna cosa).

Nos acercamos a la Koban y empieza el “interrogatorio”. Todo muy, pero que muy metódico. Un montón de preguntas, nombre, identidad, que has perdido, como era? color? forma? contenido? del contenido que es lo más importante? y lo segundo más importante? y lo tercero? ….

Suerte que estaban Jose-san (que me ha dejado su cartera como ejemplo) y sobre todo Reina-san que ha hecho de intérprete. Finalmente casí al final del interrogatorio, llaman al policía y le dicen que han encontrado mi cartera. Alguien la había llevado a otra Koban!

La gente de por aquí es increible, se encuentran algo, y no sólo no lo saquean, sino que lo llevan a la policía para que se lo devuelvan al dueño! Eso sí me ha dicho la policía que estoy en la obligación de dar las gracias a la persona, aunque esta no ha querido dejar sus datos (me han tomado el teléfono y si vuelve me llamarán para que dé las gracias) Algo curioso. De hecho según Reina-san la persona que ha recuperado la cartera tiene el derecho a reclamar una recompensa (aunque por lo que ha dicho la policía no lo piensa hacer).

Total que vuelvo a tener la cartera con todo el contenido integro!

Gracias desconocido! Gracias Jose-san y sobre todo Muchas Gracias “Reina-sama”!

Como veis no podía pasar sin una experiencia en la policía esta vez! Vaya tela!

Bien, el día comienza con un viaje a Osaka.

Desde allí he decretado que tengo que hacer excursiones (aunque todo está por ver, ya lo ireis comprendiendo)

Pues nada, después de levantarme e ir hacia la estación de Tokyo para coger el shinkansen (tren bala) para ir a Osaka, me acuerdo que me he dejado las chanclas debajo de la cama así que ya he perdido lo primero 😛 que desastre.

Una vez llego a la estación que quería en Osaka (despues de unos 5 transbordos) llego al hostal que pretendia ir y que me encuentro …. txan txan txan txan …. que está en obras!!!!

Merda! Ahora me toca ir a buscar otro lugar donde dormir. Después de dar varias vueltas estoy rendido.

Bé ja he trobat allotjament, no us preocupeu, és una mica més car però en alguna banda havia de dormir no? Demà us pujaré alguna foto.

Amb tant d’enrenou no em dona temps a fer cap excursió en condicions, així que decideixo anar pel nord de Osaka a fer una volta.

Entretant m’apropo a l’Aquarium, suposadament l’aquari més gran que hi ha per aquí. No m’ha sorprés molt la veritat, però és el que hi ha. Bàsicament la tarda ha quedat amb una pasejada i ja està.

De tornada a l’hostal comença a ploure. Decideixo anar a l’hostal  a veure si em poden deixar un paraigües. Una vegada allà … Sorpresa!!! Tot comença a moure’s, és una sensació una mica extraña, no es com si vibrés, bé sí, però no, és com si el terra és tornes una mica líquid, una sensació d’onada. La magnitut ha sigut de 5 a l’escala de Ritcher. Estem les 5 persones que estem allotjades a l’hostal comentant-ho.

Bé, després de l’experiencia, anem tots 5 (2 australians, un anglés, un japonés i jo mateix) a sopar. Hem sopat Tomato Ramen (no era la meva idea però estava molt bó i el lloc era famós, era un bar/restaurant petit, però ple d’autògrafs de famosos japonesos).

Resulta que m’entero que un dels australians és una drag queen famosilla al seu país, que surt a la tele i tota la pesca (sempre he de trobar personajillos eh? xDDDD)

 

Després d’això anem a un bareto al costa de l’hostal … 4 gintonics fan el fet. Com no podia ser d’altra forma, qui l’ha liat al bar …. sí, ho heu endevinat! Resulta que hi havia una dona que cumplia anys, doncs res, he posat a tot el  bar a cantar l’Aniversari feliç (en japonés és clar). Realment la gent d’Osaka son uns japonesos diferents, jo crec que qualsevol altre m’hagues enviat a la merda (o potser no, com que soc un tio simpàtic :P) Sort que Audry la cambrera era molt simpàtica 😉

En fin, que la senyora estava “más feliz que una perdiz” i hem estat durant una bona estona liant-la al bar. Ha estat una nit divertida i no m’ha deixat les neurones per escriure molt més!

En fin serafin que és hora d’anar al llit que demà he quedat amb Reina i Jose i hauré d’estar presentable 😛

Antes de explicar este primer día toca acabar de explicar que pasó desde que llegue al aeropuerto de Moscú.
Pues nada, básicamente no pasó nada. En el avión conocí a un grupillo de chaveles (catalanes para más señas) que iban de camino a la India para estarse 40 dias, mitad explorando y mitad voluntariado. Bien, la gracia del asunto es que tenian 13 horas de escala en el aeropuerto también así que pase un rato con ellos, luego encontramos un lugar con moqueta donde caernos tirados cual “perroflautas” auténticos. Estuvimos un par de horillas durmiendo bajo el frío invirno (digo … bajo el frío aire acondeicionado) tirados en el suelo.
Después de eso fui a comer, conectarme a internet con la cutreconexión que pude, y vi un par de pelis que llevaba en el disco duro (a parte de dar mil vueltas por los dutty free, que sepais que todos los dutty free del aeropueto de moscú, tienen exactamente los mismos precios. A lo que te lleva el aburrimiento eh?)
Bien se acerca la hora de la salida, me voy a la puerta de embarque y mientras en la cafeteria de enfrente me tomo un té. No podía ser de otra manera se vuelve a producir otra situación cómica. Me imaginais haciendo de traductor Ruso-Japonés/Japonés-Ruso? Pues tal como lo digo (bien tal como lo digo no, Gestos-Japonés/Japonés-Gestos. La camarera de la cafeteria no tenia ni papa de inglés, la japonesita tampoco.) Y quien se estaba tomando tranquilamente su té en la silla de al lado? El menda lerenda! En fin, si es que hay que valer ‘pa un roto y pa un descosio’.
La nota negativa es que finalmente esperé 15 hora y media en el aeropuerto porque hubo un retraso.
Y ahora sí …

DÍA 1

Quiero comenzar diciendo que uno de los propósitos del viaje (que era básicamente practicar y practicar el idioma) se está viendo cumplido, de hecho con creces. He de decir que aunque mi nivel no me permite mantener conversaciones fluidas (de hecho lo que me permite, no me gustaría llamarlo conversaciones) no he tenido que utilizar el inglés todavía (vale excepto con mis compañeros de habitación) de hecho sólo conozco a uno, Isaac Lou se llama, es un chino-canadiense, y cuando empieza a hablar no para, imaginaos para que lo diga yo!
Bien, respecto al día, lo típico de las llegadas, hay que arreglarlo todo. Oficina de cambio de moneda, oficina para activar el Japan Rail Pass y de camino al hostal.
Hoy traigo una sorpresilla para las tortugas reumáticas más nostálgicas!

 

Kaminarimon

No creia que hubiera un sitio más adecuado para alojarme:

Sakura hostel amb vistes a la Cachette

De camino al hostal (con su horita aproximada de tren, quizás algo menos) he estado sentado con una familia muy simpática que venia de hacer turismo interno (por lo que he podido entender). Unos padres con 2 niños y una niña todos entre los 5 y los 7 años. Por cierto super revoltosos (los niños son igual de revoltosos y escandalosos en todas partes :P) pero muy simpáticos. Se han quedado sorprendidos (los niños) cuando inicialmente le he preguntado al padre si me podia decir la hora y si sabia cuanto había hasta la estación destino. Uno de ellos le ha preguntado a su madre por lo bajillo – Mama, puede entendernos? a lo que la madre le ha respondido – Sí, así que cuidado lo que dices! xDD

Llegados al hostal, ducha y a comprar algo de comer … ayer me debatía que sería lo primero que comería al llegar a Japón! Hoy ya lo he resuelto, debido a la hora de llegada, he decidido pasarme por el super y comprarme unos oniguiri, simplemente para hacer tiempo hasta la cena! Por cierto que aunque muy simples estaban buenos!

Y por la tarde … paseo por Akihabara (ya la conocía pero me ha parecido apropiado, quería comprarme un adaptador para los auriculares (para utilizar los mios en el avión que los que te dan duelen al llevar un rato con ellos!)

No he encontrado el adaptador suelto. Lo vendían junto con unos nuevos modelos de auriculares con filtro de ruidos, para aviones trenes y demás. No los he acabado comprando porque me salían los baratos por 40€ (aunque tenian buena pinta).

Acabando la tarde, llega la atracción … Al girar por una esquina de Akihabara me encuentro lo que a mi parecer era un Yakuza (ahora os preguntareis, porque lo dice? bien porque iba con toda la espalda tatuada con un dragón y varias inscripciones en los brazos. Puede que me equivoque, de hecho es probable, pero me lo parecía ciertamente) Eso sí, resulta que era trasvestido y muy femenino, aunque cachas, no sé, una cosa rara 😛

No le he hecho foto no fuera a ser que se rebotara.

Pues nada, plan para mañana …. ir a Osaka para empezar y buscar sitio donde dormir :S a ver que encuentramos!

Ahora a dar una vueltecilla por Tokyo night!

 

 

Bien, para todos aquellos que me teneis sindicado!
Para aquellos que no me tenis sindicados pero sabeis que me he vuelto a enrolar en una nipona-aventura!
Para todos aquellos que no lo sabeis, lo habeis sabido ahora y estais pensando, este tío está loco!

HE VUELTO!

Esta vez la aventura es en solitario! Que nos esperará ….
Pues para empezar os he de decir que quizás me espera un trámite para recuperar mi maleta. ¿Cómo que por qué? Pues esta claro no? Si tiene que pasar algo malo me pasará a mí, es la ley de Murphy!
Resulta que llego al mostrador para facturar la maleta, y en eso que cuando la chica estaba a mitad del trámite … el programa informàtico se cuelga. Intenta reiniciar varias veces y tras 4 o 5 intentos fallidos me tiene que enviar al mostrador de su compañero para que me haga el el trámite.
Casualidades de la vida en cuanto me voy del mostrador de la chica, la cosa vuelve a funcionar correctamente.
Llego al mostrador del compañero. Más de lo mismo, intenta generarme la tarjeta de embarque, pero nada, se cuelga el programa a mitad del proceso. En esas que la supervisora, nerviosa porque había una cola de órdago para facturar, se apunta los datos, me dice que no me preocupe y me saca manualmente una tarjeta de embarque (dice que lo solucionará luego, así que cuando tenga la maleta en mi poder ya os diré si lo ha solucionado o no!)
Después de un vuelo, bastante peor de lo que me esperaba:
a) Un avión de tipo pequeño, sin pantallas (ni siquiera comunitarias)
b) Lleno de niños que no paraban de llorar, cuando no era uno era otro
c) En cuanto casi consigo conciliar el sueño, pasa un aazafata y me pregunta … Pollo o Pescado? – En serio? contesto yo.
Sí, es la cena – dice ella. Bien pues yo quiero croissant le digo yo! en mi reserva ponia almuerzo. Ella se rie, al final me pido el pollo, pero como se les ocurre pasar a las 2:00 de la madrugada a ofrecer … la cena!
En fin, que llego al aeropuerto de Moscú y os he de decir que es una …. como os lo diria …. MIERDA!!!
Las famosas zonas de descanso (dispone de 3 zonas de descanso con todas las comodidades …. bla bla bla ….) resulta que cuestan del orden de 42 dólares la más barata … por 2 HORAS!!!!
para encontrar un pequeño sitio donde sentarme a escribir este artículillo y dar señales de vida, me las he visto y deseado porque apenas hay enchufes en este sitio, y luego la odisea de conseguir WIFI!
En fin, que esto es lo que hay que le vamos a hacer.
En la búsqueda de un lugar donde conectarme he visto un trozo de moqueta gigante que me parece que me va ha hacer de zona de descanso … así que os dejo porque quiero dormir ni que sea un par de horillas, tengo la cabeza como un bombo (sí, Jose, sabía que tenia que provar el truco del vino, pero no lo he hecho, de la próxima vez no pasa :P)

Pues nada en cuanto llegue a Tokyo volveré a dar señales de vida!

Un saludo!

PD: Agradeced al maestro Quim que ha sido el que me ha dejado el notebook para poder ir reportando 😉

Hola de nuevo a todos. Este es el último post que envio desde Japón. No me da mucho tiempo a nada, así que básicamente haré un resumen y unas pocas fotos de lo que fue nuestra visita a Kyoto. (El/Los próximo/s post/s sera/n desde Barcelona, triste y nostalgico de la aventura vivida, para explicaros los últimos 3 días en Tokyo y despedirme).

Siento no haber podido ser constante con el tema del blog, como inicialmente me había propuesto. Pero el caso es que no me ha quedado mucho tiempo para ello, y cuando disponia de PC ya eran altas horas de la noche con lo que, más me valía dormir para aguantar las interminables caminatas que hemos hecho.

Resumen Kyoto.

Kyoto se resume básicamente en los “cienes y cienes” de templos que tiene. Es complicado distinguir unos de otros cuando no estas metido en todo el mundillo Budista/Shintoista que llevan por aquí.

P1000693

 

P1000838

 

P1000837

A parte de Kyoto, también estuvimos por Nara donde nos encontramos con unos encantadores “Bambi”

Cervatillos - Nara

Bueno, nuestro compañero Alejandro no opina lo mismo tras descubrir los moratones de las mordeduras (a quien se le ocurre comprarles comida, pero si tenian cara de pasar más hambre que un oso en hibernación!)

Cervatillos & Alex - Nara

Por otro lado nos hicimos una “… como lo diría … fallida?” excursión a Nagoya (fallida desde el punto de vista … cultural y/o de viaje” porque particularmente fue uno de los días más divertidos de toda esta experiencia!

Finalmente visitamos Hiroshima. Un lugar, que no tiene nada, bueno, sí! Una especie de edificio, sostenido por puntales el cual dicen que sobrevibió a la bomba! Lo que si recuerdo que tiene son unos estupendísimos Okonomiyakis (una especie de crep/tortilla con fideos y verduras y una salsita … ummmmm!!!! para rechupetearse los dedos!!!!!)

A parte de eso, caminar, caminar, caminar, caminar, caminar, templo, otro templo, otro templo, y otro más … y otro …. tiendas, recuerdos, tiendas, templo, caminar, caminar, (a ratos correr …), caminar, templo, otro más ……

P1000839

 

P1000688

 

P1000745

 

Kinkokuji - Kyoto

Desde el blog de Miriam, me llega la siguiente primicia en exclusiva!

EXCLUSIVA!!!!

Tenemos en primicia una nueva y apasionante historia de amor, nacida en la capital del sol naciente, Tokyo. Se trata de Alejandro Domínguez y Óscar Argudo. Nuestras fuentes nos han revelado todos los detalles, y nosotros os lo contamos acompañado de las fotos que les han hecho de in fraganti.

El idilio empezó por su mutua pasión por las máquinas de vending, ya sabéis; el roce hace el cariño, y estrecharon lazos.

Decidieron conocerse mejor y dieron un paseo para ver hasta donde podían llegar…

Y llegaron al Love Hotel más cercano, pues el asunto, al parecer, corría prisa.

Pero en toda historia de amor, hay inconvenientes, y este caso no es distinto. Alejandro no estaba satisfecho, ya que Óscar tenía novia, así que le puso un ultimátum: o cortaba con ella, o no volvería a verle.
Una imagen vale más que mil palabras, y esta foto muestra la insatisfacción de Alejandro y la confusión de Óscar pensando qué hacer.

Al final el drama estuvo servido: ruptura con Jennifer.
La cara de felicidad de Alejandro al ver que Óscar era todo suyo al fin. Y un testigo que testificó: Labios Sellados.

Jennifer, destrozada, buscó consuelo en los brazos de otro hombre: A.H., cuyo nombre prefiere mantener en el anonimato.

A.H. no quiso hacer comentarios al respecto.

Libres ya por fin, navegaron por el romántico lago de Ueno, cumpliendo el deseo de Alejandro de pasear en un cisne rosa.


Por la noche fueron a un karaoke para celebrar su unión definitiva.

En la fuente principal, además, en exclusiva, el vídeo de una de las canciones que cantaron.

Y dieron rienda suelta a su pasión en un nuevo love hotel, de más categoría esta vez: La Cachette.

Dejamos muestra de nuestros reporteros en plena acción en el parque Ueno.

Ya sabéis amigos, tened fe, pues… EL AMOR SIEMPRE TRIUNFA (Y si no, siempre nos quedará Japón).

Días de relajación. Pequeña parada en el camino, aunque no se si suficiente porque seguimos todos muy cansados (yo encima añado que no estoy durmiendo nada  bien, y mis habituales 5 horitas no me son suficientes aquí, no se si por cansancio, mala alimentación que llevamos últimamente, colchon hiperduro o qué!)

Buneo, estos dos días, ni mala alimentación ni nada por estilo.

Hemos estado en un ryokan “Yuguiriso Ryokan”. Un hotel tradicional japonés, que disponia de sus propios baños termales naturales, y no naturales también, por supuesto jejeje!.

Día 17

“Viaje y llegada al Ryokan”

El viaje ha sido bastante incómodo. Primero un tren, esta ha sido la parte más cómoda. Hay que decir que entre los asientos había muchísimo sitio, así que el tema de llevar la maleta no ha sido apenas una molestia, (hay que decir que los trenes de aquí no se parecen para nada a lo que estamos acostumbrados en España, son trenes, puntuales! superrapidos! espacios! superlimpios! cómodos! asientos superreclinables y quien esta sentado detrás ni se entera! con carrito de bebidas y comida! vamos que el AVE del que estamos tan orgullosos no le llega ni la suela de los zapatos!)

Después ha venido la parte complicada, EL AUTOBÚS de línea! El pobre conductor cuando nos ha visto llegar con los maletones, 10 personas, españoles y escandalosos se ha quedado muy flipado, no paraba de repetirnos que el trayecto iba a ser largo, que había mucho tráfico, que si aguantariamos 2 horas con las maletas encima de nosotros porque no llevaba maletero ….

Ni cortos ni perezosos nos hemos subido al autobús como hemos podido, hemos ocupado casi todo (casi no dejabamos más espacio para que subiera más gente), y hemos llegado al Ryokan.

Allá nos estaban esperando. Nos han recibido subiendonos las maletas a las habitaciones que por supuesto eran de estilo tradicional, así que no se podía ir con zapatos en ellas!

Habitación ryokan

Habitación Ryokan

Una “amable” señora (amable depende de como se mire) que tenia como misión encargarse de nosotros nos ha recibido en la habitación, nos ha dado unos yukatas (kimonos de algodon para estar por casa o para el día a día) y nos ha preparado un té!

Después de eso nos ha dicho que la cena era a las … 18:30 de la noche? (pero vamos a ver, si yo suelo merendar a las 19:00, será un chiste no?, bueno y 18:30 porque lo medio negociamos, porque inicialmente era a las 18:00) y el desayuno a las 8:00.

Con lo poco que nos quedaba de tiempo (ya eran las 16:00) hemos decicido ir a una tiendecita que hay al lado del ryokan a comprar algo para aguantar hasta las 18:30 (no hemos comido nada en todo el día) y hemos ido a dar una vuelta por los alrededores por un antiguo camino que conecta el pueblecito del ryokan con uno cercano. Una vez allí hemos contemplado el laguito que baña todos los pueblos colindantes (parece que este escribiendo una novela rosa jejeje!!!)

De vuelta al ryokan, nos hemos vuelto a poner los yukatas y a cenar sea dicho.

Dios mío!!! Que cena, eso no era una cosa normal, era un festín, no paraba de llegar comida y más comida. La señora “amable” nos ha ido explicando que es cada cosa y cuando no sabiamos como comerla nos ha ido indicando como hacerlo. Tambien nos iba llenando de agua los vasos y nos servía té japonés (que resulta que aquí no se estila esto de comer con agua y se suele hacer con té, caliente o frío pero té).

Además, he de recordar que estamos viajando con el comando McDonalds así que para el resto de los comensales ha sido una cena extra! (pobrecillas, es que no les gusta nada de nada, alguna hace el esfuerzo y se com el arroz blanco, pero es que otras no les gusta ni eso)

Después de la cena ovípara, un poquillo de cachondeo en las habitaciones y de cabeza a los baños termales, hemos pagado para relajarnos así que ….

En menos de cinco minutos me he encontrado solo en los baños, que todo hay que decirlo estaban realmente muy pero que muy calientes, además mis compañeros llevaban ya otros 5 antes que yo así que se han pirado y me han dejado allí. Yo con lo bien que se estaba he estado un poco más, un total de casi 40 minutos, he acabado al borde del mareo/desmayo, con una cara roja impresionante pero es que han entrado unos japoneses después de que se marcharan mis compañeros y al final nos hemos puesto a intentar comunicarnos.

Después del bañito, otras risas en la habitación y a dormir, en el futon (con un pezao edredon que tenían de cuidado, hemos pasado bastante calor por la noche, pero es que si dejamos el aire acondicionado puesto a la mañana siguiente no hay quien hable!).

Día 18

“Segundo día Ryokan, excursiones varias por la zona de Hakone”

Suena el despertador a las 7:30 de la mañana para levantarnos (suerte que ya estamos bañados de ayer, y que solo hace falta ponerse una bata para desayunar, bueno, un yukata). Pero es que a las 7:35-7:40 ya estaba llamando por teléfono y a la puerta la señora “amable” para decirnos que ya estaba el desayuno y que bajaramos ya! (joer una cosa es la puntualidad y otra cosa es esto no?).

Bajamos a desayunar y que nos encontramos ….. Una cantidad de comida ingente, casí tan ovípara como la cena anterior. Venga ponte a las 8:00 de la mañana en vez de comerte un tazón de cereles … un bol de arroz blanco, una sardina a la brasa, verdura, sopa de miso, alga nori con soja, tofu, té ….

Despues de la horita de desayuno que nos hemos hecho, nos hemos canviado y a viajar en barco hasta la otra punta del lago.

Lago Hakone y yo mismo

Llegados allí hemos cogido un funicular que nos ha subido hasta la cima de una montañita. Allí nos hemos llevado una sorpresilla, porque por fin, sin nubes, hemos podido ver el Fuji, en casi todo su esplendor a lo lejos. La alegría no ha durado mucho, porque después de tener un día superbueno durante toda la mañana con solecito y demás, han aparecido unas nubes, justo a la altura de la montañita en la que estabamos, que tapaban completamente la visión, de hecho no se veía más allá de 10 metros. Para rematar a comenzado a soplar un airecillo bastante interesante así que hemos dado un vistazo al templecito que había en la parte de arriba de la montaña y hemos vuelto ha bajar al barco.

Detalle Fuji Hakone

Detalle templo Hakkone

Una vez abajo de nuevo, hemos vuelto al punto de inicio con el barco y nos hemos montado a otro barco (parecía que estábamos en Port Aventura, un barco completamente decorado en la cubierta como si de un barco pirata se tratase, con su capitan de plasticote y su pirata amenazador con la espada)

Detalle barco pirata en Hakone

Cuando hemos llegado a nuestro destino hemos vuelto a subir a otro teleférico que nos tenía que dejar en una colina llena de azufre. Un lugar que para decir la verdad apestaba bastante a huevo recocido, con manantiales de agua a 80ºC humeantes.

Deposito de agua sulfurada Kawaramachi

Aunque el verdadero atractivo del destino estaba por llegar. Los famosos huevos negros de Hakone. Unos huevos cocidos con el agua sulfurada-sulfurosa-sulfatada que emanaba de esa montaña, que tenian la cascara completamente negra. Cuanta la leyenda que todo aquel que como uno de esos huevos negros gozara de 7 años más de vida. Bien pues me apunto en mi ficha de personaje 14 años más de vida por haber comido 2 huevos (aunque con el hambre que tenía podía haberme comido 2 docenas!).

Detalle huevo negro Kawaramachi

Despues de esta experiencia de huevos! hemos vuelto al ryokan a relajarnos un poco en los baños termales antes de la cena (de nuevo a las 18:30, aunque la señora amable ha intentado volver a negociar el tema de cenar a las 18:00 por la mañana). Esta vez, no sabemos si porque vieron mucha comida sobrante en algunos platos o que, han puesto una cena mas variadita, con gambitas, ensalada y tal, que al comando McDonalds le ha gustado más, así que se han alimentado un poco más. El resto (Oscar, Jenni, Alex, Domingo y yo) sin problemas, como siempre hemos disfrutado bastante del nuevo festín.

Después de cenar, no creemos que sea bueno meternos en los baños de agua caliente, así que lo que hemos hecho ha sido ir a una de las salas de karaoke que tenía el mismo ryokan (como veis muy completito, ya lo podía ser por el precio) para pasar el rato. Nos lo hemos pasado muy bien, el karaoke tenia un extensisimo repertorio de temas en inglés y además hemos sacado ya definitivamente el tema del viaje …. “Doctor, doctor, give the news. I’ve got it ….”

Y cuando hemos acabado la cansadísima sesión de karaoke … otra vez de vuelta  a los baños (es que tenemos que amortizar). Muy relajaditos, nos hemos ido a dormir de nuevo en nuestros futones (esos colchones que se desplegan en el suelo antes de ir a dormir).

PD: Le damos las gracias a Miriam por cedernos amablemente algunas de las fotos hechas con su cámara para la redacción de este blog 😉

« Older entries § Newer entries »