Día 11: Llegada a Fukuoka

Tal y como predije, llevo un par de días sin poder actualizar el Blog!

Sí, ya se que os estais estirando de los pelos, pero no he podido hacer otra cosa.

Estos 2 últimos días he estado alojandome en un dojo. ¿Cómo? ¿Que, qué es eso? Bien, lo que en España llamariamos … un gimnasio donde se practican artes marciales. Era fácil ¿no? Y ahora … ¿qué decís? ¿Que, cómo es posible que acabara allí?. A ver, para abreviar. Desde Barcelona contacte con una chica de Fukuoka (Mayu-san) para alojarme en el sofa de su casa (para hacer coachsurfing, buscad por internet y sabreis de lo que hablo). Ella me comento que el día 14 iba a ir a un dojo en el que estarían preparando uno de los festivales más grandes de Japón y que si quería que podía ir al dojo con ella, que dormiriamos allí.

Pues nada, que me planto en Fukuoka después de mi estancia en Beppu.

Llego por la mañana, así que, como he quedado con Mayu a las 20:00 dejo la maleta en una taquilla en la estación y me doy una vuelta por la ciudad. La verdad es que a priori no tiene absolutamente nada, una ciudad y punto.

Suerte que voy a la oficina de información y me comentan que durante la tarde estarán haciendo prácticas del Festival (Hakata Gion Yamakaza).

Os explico en que consiste … un peloton de tíos semi en pelotas (Llevan un taparrabos y una especie de yukata corto llamado “happi” anudado por la parte de delante (sí, cual fresquecilla Republikana!)

Este peloton, básicamente lo que tiene que hacer es transportar una carroza con decoración lo más rápido que pueda por unas calles del “barrio” de Hakata. Hay varios equipos, así que como resumen es una carrera

 

Ahhh que sorpresa cuando me explican que a parte de eso, los vecinos les van tirando cubos y cubos de agua al grito de “Oisa Oisa” (que no significa absolutamente nada, simplemente es como un … Aupa! Aupa! o algo por el estilo)

 

Pues nada, que se me hacen las 20:00 así que voy al punto de encuentro.

Una vez allí nos dirijimos al dojo donde se preparará uno de los equipos. El hijo del sensei es uno de los participantes.

Pues nada, como si me conocieran de toda la vida allí que me encuentro, cenando antes de la preparación, empiezan a sacar un monton de comida y bebida

No es que venga mucha gente a cenar, o quizas sí, no se, porque básicamente la gente va viniendo y marchando para hacer cosas.

 

Poco más os puedo explicar de este día, la gente se ha ido durmiendo, yo no he dormido nada y me he quedado viendo toda la parte de la preparación, el equipo reuniendose, la gente de las tiendas de la zona del equipo trayendo comida para los participantes, la gente que se va vistiendo con el uniforme (sí, el taparrabos y el happi que os he dicho) Por lo visto es una fiesta que celebra no se que cosecha cuando había hambre y bla bla bla, no lo he acabado de entender, y claro, en aquel entonces los plantadores de arroz se vestian así para currar. Próximo artículo desarrollo de la carrera!

 

  1. Núria Nu’s avatar

    eeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeh…ahí hay uno con los ojos como nosotros…i no ets tu!!!!!!

    En doraimon ho pot fer!!! De recursos en te molts a la butxaca màgica hi trobarà invents per tooooooooooooooooooooooooooooooooooooot!!!!!! 😀
    m’ha molat la carrossa!!! 😀

  2. Laura’s avatar

    VAYA EXPERIENCIA!!!!! Qué amables… desde luego no puedes tener queja alguna!

    Primero, esa carroza de Doraemon es GENIAL! Yo más que tirar de ella como hacen, me hubiera subido. Qué currado, son a lo ninots de las fallas! ¿Qué hacen después con todo eso? Si me dices que las queman, apaga y vámonos. Supongo que las guardarán, pero son enormes, en Japón no hay tanto hueco para eso, no?

    Qué hospitalarios, por favor!

    En fin, un abrazo aventurerooooooo 😀

Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *