Magda Revetllat

.

Fortunata se casará con Maxi y vivirán con Doña Lupe, la tía de éste que lo ha criado desde niño.

Doña Lupe tiene las ideas muy claras en lo que respecta al dinero de manera que, aprovechando una ocasión en la que el matrimonio ha salido,  registra su habitación sin dejar un baul o un cajón por remover y, al no encontrar dinero alguno y comprendiendo que los encuentros de Fortunata con Juan son por amor por parte de ella, le advierte:

– ¡Irás al Infierno de los tontos!

Y es que una cosa es pecar, y la otra pecar gratis.

Deixa un comentari