Magda Revetllat

 

Dedicado a Carmen Ramírez,

que dijo que lo escribiría, pero al final no lo hizo…

 

Me gustaría ser mirona, sentarme largo tiempo, en un balcón, en un portal, y mirar.

Mirar la gente pasar, mirar los coches, las nubes, el cielo, los pájaros, los vecinos, los tiestos, los árboles que mueven sus ramas, las hojas que se despiden movidas por el viento, me gustaría ser mirona, mirar la vida pasar.

La gente me vería allí, cada día sentada, y pensaría, “¿qué hace ésta siempre aquí?”. Algunos me dirían “¡Muévete, haz algo!” y no verían que estoy viéndoles pasar.

Me gustaría ser mirona, tener el oficio de mirona, transmitir el oficio a mis hijos y enseñarles a mirar. Mirar no es fácil, mirar no es ver, mirar no es observar, mirar es fijarse en todo, en cada cosa alrededor, en cada persona, en cada detalle, en lo lejano y lo próximo, sus colores, su forma, si es antiguo o nuevo, si viene o se va.

Mis hijos sabrían sentarse y mirar y la gente les diría “¡Moveos, haced algo!” y ellos sabrían que están haciendo algo y seguirían en su silla, mirando la vida, mirando la gente pasar.

Me gustaría ser mirona, ¿me van a dejar mirar?.

 

3 comentaris on Me gustaría ser mirona…

  1. Raquel escrigué:

    M’ha agradat molt aquest petit relat. És senzill i curt, però amb poques paraules expressa una reflexió molt important.

    Estem massa acostumats a anar amb pressa, corre, no parar…i per arribar on?

    Si almenys de tant en tant ens aturéssim a observar una miqueta més el que ens envolta…

  2. Magda escrigué:

    Sí, i llàstima que d’això no es pugui fer un ofici tot i que hi ha persones que viuen d’observar com ara els espies…

    Moltes gràcies pel comentari!

  3. Carmen Ramírez escrigué:

    Hay Magda!!!
    Que alegría me da leer esto!!!!
    Me ha encantado.
    Un abrazo enorme!!
    Gracias.

Deixa un comentari